Dime cuánto amas y te diré lo que vales…

Dime cuanto amas... Partiendo de Camus: “No ser amado es una simple desventura. La verdadera desgracia es no saber amar.”

Y he aquí las consecuencias. Solemos preferir el te quiero, que te quieran. Querer=poseer y despreciamos nuestro propio sentimiento; aquello que sale de nosotros, lo que producimos. Rara vez dejamos que salga por el sólo hecho de salir…

Querer es negociar; amar es libertad.

¿Algún error de apreciación? Si fuera así porqué nos empeñamos tanto en gustar, en sentirnos queridos, el temor a perder el objeto del deseo, los celos.

Eso nos da una idea de que nos valoramos a través de los otros y nunca tenemos en cuenta nuestros propios valores. Amar es afirmar nuestra esencia. Y si somos amados en igual medida, eso ya es riqueza.

Estoy de acuerdo con Hesse: “Siempre ha ganado quien sabe amar, soportar y perdonar, no el que mejor lo sabe todo y todo lo enjuicia.”

La diferencia entre un hombre loco y yo es que yo estoy loco…🙂

Imagen: “Pájaro Azul” – Pablo Artal

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s