Envidiar es insultarse a sí mismo.

Cuando no eres capaz de alabar lo que te gusta de los demás es el miedo a ser inferior el que te lo impide. Tal es tu inseguridad que cierras los ojos ante cualquier éxito ajeno para no sentirte menospreciado a ti mismo. Te duele no ser lo que supones. Entonces te inventas lo que supones.

Ya sé que nunca somos los mejores ni los peores, pero es tal el miedo a bajar de escalafón que aunque sin escalones nos vemos siempre en lo alto. O queremos vernos. O hacemos lo que sea por vernos allí aunque no estemos.

Siempre hay un primero que es transitorio y un último que también lo es. Pero nunca el Primero ni el Último absolutos, el término medio es nuestra condición.

En fin, al teorizar poca diferencia hallamos entra la teoría y la práctica, pero en la práctica, demasiada es la diferencia.

Graffiti: Darco TT

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s