Birmania llora y nadie acude

Myaamr

Trabajadores de organizaciones de ayuda estiman que unas 50.000 personas han muerto por el ciclón y entre dos y tres millones han perdido sus casas.
En una sola localidad, Bogalay, podrían haber muerto hasta 10.000 personas. La ciudad, situada un centenar de kilómetros al sur de Rangún, ha quedado completamente incomunicada y el 95% de sus edificaciones y viviendas han sido arrasadas.

Los supervivientes deambulan sin rumbo por una ciudad desaparecida en busca de comida y agua potable.

Pero tienen que esperar a que la Junta militar birmana dé permiso para que entren ayudas de operación humanitaria internacional. Según la ONU el número de muertos podría multiplicarse si no se realiza una operación masiva de ayuda.

La junta militar, a su vez, exige que cada organización negocie personalmente con ella.

Mientras tanto, en el resto del mundo, por todos sitios, circulan pedidos de ayuda monetaria (organizaciones, entidades y financieras) para Birmania.

Ciudadano, dona a Birmania; mientras la gente sigue aislada, sin nada, ni agua potable, su Junta negocia con su necesidad y dolor; las ayudas son pura burocracia y las cuentas de los bancos o alimentos, mantas y ropas se usarán vaya a saber en qué.

400.000 soldados siguen su rutina. A ellos no los afectó el ciclón. Y el resto se mantiene pasivo, no son ciudades turísticas que levantarlas reportaría grandes beneficios… ¿Verdad?
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s