Biochip para detectar infartos

Ya es sabido desde hace tiempo que a través de la saliva podemos detectar cualquier anomalía, comportamiento, ADN, etc y medir con ella cantidad de fenómenos. Así es.

Pues recientemente Un grupo de expertos estadounidenses ha creado un biochip que, a partir de una muestra de la citada sustancia, es capaz de detectar si un paciente está sufriendo un infarto cardiaco o cuenta con un alto riesgo de padecerlo.

Los expertos colocan una muestra del paciente en una tarjeta con distintos orificios y provista de un nano-biochip. A continuación, este dispositivo se introduce en un aparato donde se lleva a cabo todo el análisis.

El sistema se basa principalmente en cuatro de las 32 proteínas que los científicos relacionaron con el riesgo de sufrir un ataque al corazón. Cada uno de estos biomarcadores se ilumina con un color distinto, gracias a unos tintes fluorescentes, lo que facilita su lectura. Dependiendo de las cifras que se obtengan se concluye si el paciente está sufriendo un infarto o no.

En fin, esta clase de divulgación y metodología queda para el ciudadano de a pie muy oscura y su fiabilidad demasiado dudosa.

La cuestión es que sus creadores proponen incorporar esta prueba en las consultas médicas y en los centros de salud, para que complemente al electrocardiograma. Y añaden que podría ser de especial valía en las personas con síntomas atípicos, que a menudo reciben un diagnóstico erróneo.

Para confirmar estos resultados, los investigadores estudiarán la eficacia de usar el nanochip en las ambulancias. Se estima que el chip, que no es reutilizable, podría rondar los 20 dólares cuando llegue al mercado. El mayor coste corresponderá al aparato en el que se procesan las muestras. (Esto no lo dicen…)

Hace tiempo ya se creó otro para detectar la diabetes y el cáncer.

Es evidente que la saliva proporciona una cantidad de datos espectaculares. Pero me da a mí que este hecho no significa que los medidores sean, de momento al menos, los idóneos como para ponerlos ya en el mercado, en los centros y ambulancias.

Suena a negocio especulativo, cosa que parece en lo que se ha ido convirtiendo la salud.

Yo lo llamaría precipitación, es que cuando hay beneficios muy rentables por medio, el tiempo no cuenta. Tiene que ser ya, total los resultados tarde o tempranos saltarán a la vista o no… casi siempre hacen la vista gorda.

¿Qué es un biochip?
Clic aquí

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s