Dieta médica para la depresión, bipolaridad, fibromialgia y enfermedades varias de origen vírico.

Todos los sistemas vivos utilizan los mismos glúcidos, lípidos, aminoácidos y los mismos nucleótidos para construir sus macromoléculas específicas y satisfacer sus necesidades metabólicas. Los ciclos metabólicos de los seres vivos siguen las mismas etapas, o comprenden reacciones alternativas que llevan a productos similares. Estos principios son válidos igualmente para organismos como virus, protozoarios, nematodos, vertebrados, mamíferos y el propio hombre.

La célula es la unidad estructural y funcional de los sistemas biológicos. Ella presenta la característica más importante de la materia viva: la capacidad de autorreproducción; esta operación requiere de un suministro continuo y sustentable de energía metabólica y un entorno cuidadosamente controlado.

De esa manera el organismo es un conglomerado de células que realizan funciones, viven juntas y actúan recíprocamente entre sí, siempre que el organismo se mantenga en estado de salud.

La enfermedad puede expresarse en los niveles siguientes:

a) El organismo en su totalidad
b) Un subsistema o aparato
c) Un órgano
d) Un tejido específico

La enfermedad se origina en las células o afecta a las células y es la consecuencia básica de una disfunción celular acumulativa.

“EL MILAGRO DE LOS ALIMENTOS SOMOS NOSOTROS MISMOS”.

*****

“CADA CUAL SERÁ SEGÚN LO QUE COMA, Y NO SÓLO LO QUE COMA, SINO QUE LO COMIDO HARÁ QUE USTED SEA COMO NO DEBIERA SER O COMO DEBIERA SER”

Esta otra frase debe ser interpretada como que la composición corporal de cada individuo está estrechamente vinculada con los alimentos y nutrimentos que ha ingerido durante toda su vida o una parte de ella. La composición cuantitativa y cualitativa
de éstos podrá determinar estados que impliquen riesgos y peligros para su estado de salud.

Contrariamente, una alimentación y nutrición correctas determinarán una composición corporal que garantice y perpetúe un estado de salud.

No existe ninguna enfermedad que no tenga un componente metabólico, por lo tanto, todas pueden ser susceptibles de modificaciones alimentarias o nutrimentales que la mejoran o la empeoran. También es bueno recordar que las enfermedades en sí no matan a las personas; éstas mueren por las complicaciones asociadas. Y todas las complicaciones afectan el metabolismo energético y de otros nutrientes.

En los pacientes desnutridos se afecta sensiblemente la capacidad de responder adaptativa y regenerativamente ante cambios que se produzcan por las manipulaciones diagnósticas, terapéuticas o el propio curso de la enfermedad y terminan por lo general en una disfunción o falla orgánica secuencial múltiple.

Las transformaciones de orden económico, político, social y tecnológico y la necesidad imperiosa de obtener beneficios sin ningún tipo de ética o comportamiento honesto han ejercido y continuarán ejerciendo una influencia creciente en el proceso de globalización de la economía, es así como ha surgido siempre el crecimiento y desarrollo de la genética y biotecnología en deterioro del entorno, la inseguridad alimentaria, sin tener en cuenta los aspectos preventivos o activos en la curación de enfermedades, en el terreno de la alimentación, nutrición y salud. Esto ha tenido efecto tanto en todos los sectores de la sociedad como en la población en general que ha vivido ante tal desastre manipulada por las farmacéuticas y la medicina , atiborrando con drogas y produciendo por ende la dependencia de los pacientes y su constante denigración física y psíquica y por la nutrición donde se ha ido dando el predominio de elementos nocivos, tanto drogas como venenos.

Es así como la población se ha ido llenando con enfermedades cada vez más numerosas depresión, bipolaridad, fibromialgia, ataxias, síndromes, cáncer, infartos, diagnósticos hepáticos, eso en las industrializadas y llamadas del primer mundo, mientras las del tercero por desnutrición y alimentos absolutamente nocivos debido a la cantidad de venenos añadidos, cosa por la que a dichas sociedades pobres le ha sido imposible adaptarse y ha causado un alto índice de mortalidad.

Llegarán los profetas del oro y se opondrán a este concepto, pero bien saben que se ha prolongado la vida a cambio de un mayor sufrimiento y enfermedades de distinto carácter:
La filosofía ha sido mantener lo máximo posible a un enfermo sin curarlo para poder seguir haciendo negocio con él.

Lo saben, pero intentarán seguir en lo mismo, drogando a la población para que ésta no pueda dejar la dependencia y siga buscando la droga que legalmente se le proporciona.

Hace mucho tiempo ya que la gente no va al médico para que la cure, va por adicción buscando el producto que él le da… Los pacientes, como todo drogadicto, se niegan a este pensamiento, pero tienen que reconocerlo porque sería la única forma de hacer variar al sistema.

Médicos de apoyo, que investigan y son consecuentes con la nueva orientación médica

Dr. STEFAN MÜHLEBACH
Dr. HELMUT GRIMM
Dr. OLLE LJUNGQVIST

Y una larga lista en la que se pueden encontrar de todos los países.

Y ahora sí:

Dieta para la depresión, bipolaridad, fibromialgia y de origen viral:

Esta dieta tiene que ser llevada consecuentemente. No hay que abandonarla para nada hasta que el proceso de curación indique que se puede retomar otro tipo de dieta.

La cuestión es consumirla mientras se van bajando paulatinamente las dosis de medicamentos a medida que va surtiendo efecto la dieta (no olvidemos que todos los medicamentos son drogas peligrosas que actúan de forma anárquica produciendo daños colaterales siempre.)

Se requiere un aumento proteínico, agregar de forma natural y en pequeñas proporciones diversos neurotransmisores como la seretonina y el glutamato. Distintos elementos como el magnesio y aporte del complejo B.

Por lo tanto vamos a partir de esta base:

1.- Consumir todo tipo de carnes: vaca, cerdo, cordero, aves y pescado. Además de hígado y diferentes vísceras. Evitar moluscos y mariscos por las posibles consecuencias que pueda acarrear el cianuro que contienen aunque en dosis bajas.
Lo óptimo es prepararlas al horno con bastante agua y consumir también el jugo. La mejor opción es el horno.

2.- Acompañar con verduras y hortalizas sin exagerar la cantidad ya que suele producir flatulencia y fermentación, lo mismo que los cereales y las harinas que aumentan las flatulencias. O sea consumirlas como dieta equilibrada pero sin excederse en ello. No abusar de la cebolla, el ajo y el perejil (hierba opiácea).

3.- Las mejores frutas: Plátanos o bananas; manzanas (mejor en compota ya que hay muchos organismos a los que les cuesta metabolizarla cruda.)
Con el resto, elegir siempre las de la estación.

4.- Aceite de oliva o girasol. (Exigir la mejor calidad.)

5.- Soja 100% pura. Si es en polvo o granos una cucharadita diaria. *

6. Levadura de cerveza 100% pura. Si son grajeas, bastan 5 diarias; líquida: una cucharadadita.*

7.- Empezar con 5 nueces cada noche y luego seguir con tres. *

8.- Beber mucho líquido (unos 2 litros) En lo posible agua de buena calidad.

9.- El complejo vitamínico B.

* Estos productos son muy importantes porque tienen una gran cantidad de elementos esenciales en toda dieta, contienen potasio, calcio, fósforo, hierro y magnesio, además de vitamina A y del complejo B. O sea idóneas sobre todo para las funciones neuronales y de la regulación sináptica.

En caso de depresión, bipolaridad y fibromialgia, es recomendable la luz, no el sol directo, pero sí bastante luz. Paseos suaves, con caminatas tranquilas para mantener el tono muscular.

En enfermedades de origen vírico que junto con la medicación ha producido y sigue produciendo degeneración muscular, además de la luz, imprescindible, no dejar la fisioterapia, la natación ni los balnearios de ser posible.
Es importante tener clara la manipulación de estas personas, tener los esquemas apropiados y realizados por especialistas y fisios de cómo deben sostenerse y moverse en cualquier traslado por su domicilio. Esta forma de conducirlos es primordial, ya que cualquier movimiento inadecuado puede producirles un daño colateral.


Bibliografía:

Studley HD. Percentage of weight loss. A basic indicador of surgical risk in patients with cronic peptic ulcer.

Barreto Penié J. Importancia de la malnutrición por defecto entre los pacientes hospitalizados. Editorial. Rev. Cub. Alim. Nutr. 1999.

MINBAS. Anuario Económico y Geopolítico Mundial. Ciudad Habana. 1999.
Kral JG. Nutrition and Metabolism in the Surgical Patient. N Eng J [Presentación de un libro].

Barreto Penié J. Mala nutrición por defecto: historia, estado actual y perspectiva Rev. Cubana Med. 1999.
Alberts B, Bray D y cols. Molecular Biology of the Cell. Garland Publishing Services. London.

De la Torre E. Nutrición Enteral en el paciente grave. Editorial Científico Técnica. Barcelona, 1990.

Botelho Carvalho de E. Manual de Suporte Nutricional. Editorial Médica Científica. Río de Janeiro, 1992.

Bray GA. Conocimientos Actuales sobre Nutrición (6ta edición). Publicación Científica OMS/OPS, Washington, 2006.

Heymsfield SB, Baumgartner RN, Ross R, Allison DB, Wang ZM. Evaluation of total and regional body composition. En: Handbook of Obesity [Editores: Bray GA, Bouchard C, James WPT]. Marcel Decker Inc. New York, 2005.

Alpers DH, Stenson WF. Manual of Nutritional Therapeutics. Little Brown. Boston: 2001.

Rombeau JL, Rolandelli RH. Clinical Nutrition: Enteral and Tube Feeding. WB Saunders. Philadelphia: 1997.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s