Efecto inmediato

Está llegando el miedo a la masa de Poder. Es una masa pequeña que se ha fundamentado pagando todo lo que sea para obtener el sello de TodoPoderosos y así amedrentar, asustar y paralizar a la gran masa. Un fuerte engranaje ha unido a miles de humanos para crear esta masa que obra acorde al mismo sistema siempre.

Han usado el método del miedo, de la extorsión, del matoneo, del fraude y la mentira, han alquilado gobiernos y ejércitos a los que han armado con artilugios ante los cuales la gran masa no ha tenido respuestas.

Se han burlado y han defalcado a la gran masa, usando para su beneficio lo ganado por ésta. La fueron convirtiendo para tal fin en seres egoístas, ególatras, insustanciales, cómodos, interesados, mezquinos, indiferentes, desgraciados utilizando medios persuasorios que sólo ellos se permitían el lujo de crear y mantener.

Pero debemos saber ya que esa masa de Poder está siendo tragada por el propio pantano que crearon.

Y las nuevas piezas tienen mucho miedo porque lo saben. Toda la soberbia que siguen demostrando sólo es producto de su propia indefensión porque de ésta por más que se retuerza, por más que busque no tendrá salida. Se está rompiendo el sistema de la masa de Poder.

Y no es que ésta sea culpable de nada, no hay inocentes ni culpables todo es una interacción de sistemas. Ella también nació con el cerebro lavado; ambas masas (la Gran y la del Poder) recibieron la misma base y se fueron fusionando e interactuando.

Un ejemplo sencillo: Una madre ve mosquitos que pueden picar a su bebé, le han vendido un producto fantástico que sólo mata mosquitos y lo utiliza inocentemente como defensa. No piensa que está tirando veneno, le han dicho que es inofensivo para su bebé. Y así todo… Se han creado productos para el efecto inmediato y no se han medido las consecuencias. Por ende éstas nunca se saben y los hombres han jugado con todo tipo de productos, de artefactos, de peligros siempre basados en lo mismo: el efecto inmediato.

En toda la historia no hemos ido nunca más allá de ese efecto, ni una masa ni la otra.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s